Comunidades de Regantes históricas y tradicionales presentan alegaciones al borrador de Estrategia Nacional de Restauración de Ríos 2022-30

Comunidades de Regantes históricas y tradicionales presentan alegaciones al borrador de Estrategia Nacional de Restauración de Ríos 2022-30

Para los redactores del Borrador de ENRR la idea de agricultura eficiente coincide con la de las grandes empresas de agricultura intensiva, y así se apuesta por los riegos con aguas subterráneas por técnicas de riego a presión e invernaderos, pues todo lo subordinan a su exclusivo afán de recuperar unos cursos fluviales carentes de cualquier presión sobre su utópica situación natural. Les impide comprender que existen otras formas de agricultura de regadío mucho más sostenibles ecológica y socialmente, y que responden mucho mejor a las necesidades que plantea el cambio climático.

Acequias históricas | 13 dic 2022


ALEGACIONES REALIZADAS POR LA ASOCIACIÓN DE COMUNIDADES DE REGANTES HISTÓRICAS Y TRADICIONALES DE ANDALUCÍA, AL BORRADOR DE ESTRATEGIA NACIONAL PARA LA RESTAURACIÓN DE RÍOS 2022-2030 QUE TRAMITA EL MINISTERIO PARA LA TRANSCICIÓN ECOLÓGICA Y EL RETO DEMOGRÁFICO

La ASOCIACIÓN DE COMUNIDADES DE REGANTES HISTÓRICAS Y TRADICIONALES DE ANDALUCÍA, constituida en 2015, se encuentra integrada por más de cincuenta Comunidades de Regantes de Andalucía Oriental, y tiene como objetivo primordial la defensa de los sistemas históricos de regadío, como sistemas multifuncionales y eficientes para un futuro más sostenible, pues son un ejemplo del mantenimiento a lo largo de los siglos de espacios productivos al ser generadores de agrodiversidad y de un rico policultivo; generadores de suelos y mantenedores de su fertilidad; reguladores de la salinidad de los suelos y del mantenimiento de pastizales de montaña durante el estío.

Además las Comunidades de Regantes tradicionales son un elemento de cohesión social y ejemplos de gobernanza; son fijadoras de la población rural y generadoras de identidad local y regional. Además de ser herencia cultural del pasado, pues su origen en la mayor parte de los casos se puede datar en época andalusí, al menos hace más de 1.000 años.

Por tanto, las Comunidades de Regantes tradicionales constituyen un rico patrimonio cultural inmaterial, pero también son generadoras de vida, al contribuir a la conservación de biodiversidad (animal y vegetal); a la mejora de la conectividad al hacer la función de corredores ecológicos para numerosas especies, al servir de bebederos para animales en estas épocas de sequía; así como lugar de reserva para algunas especies animales y de extensión de la vegetación de ribera y humedales, generando auténticos oasis.

Finalmente, las Comunidades de Regantes de regadío tradicional son agentes insustituibles en una equilibrada y sostenible distribución de los cada vez más escasos recursos hídricos, ya que recargan los acuíferos de montaña y aluviales, reducen la escorrentía en las laderas. Por lo que se constituyen como una herramienta fundamental de adaptación al cambio climático, ya que han demostrado ser resilientes a lo largo de centenares de años, adaptándose a cambios climáticos, políticos, sociales y económicos; y han demostrados ser sostenibles en el uso del agua y también de la energía, con una huella de carbono mínima, contribuyendo a la regulación climática mediante la generación de humedad ambiental y regulación de temperatura.

Desde la defensa de estos valores, la Asociación de Comunidades de Regantes Históricas y Tradicionales de Andalucía ha formulado ante el Borrador de Estrategia Nacional de Restauración de Ríos 2022-2030 que tramita el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, las alegaciones que seguidamente se resumen.

SOBRE LA IMPOSIBILIDAD DE APLICAR UNA ÚNICA ESTRATEGIA DE RESTAURACIÓN FLUVIAL.

Siendo comprensible el interés del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico en dar una respuesta única a los problemas que plantea la restauración fluvial en España, es evidente que la existencia en el territorio peninsular de diversos sistemas fluviales con distinta estructura natural y diferentes atributos de funcionamiento, así como con muy diferentes regímenes hídricos, hace muy difícil pretender efectuar una única estrategia de Restauración Fluvial (RF) en todo el territorio nacional, ya que la existencia de profundas diferencias entre los diversos sistemas fluviales, lo que hace que muchas medidas y conclusiones sean inaplicables en determinados territorios, o de muy difícil implantación.

La lectura del Borrador de ENRR ofrece la impresión de que en la Estrategia se pretende trasplantar de manera artificial e indiscriminada unos conceptos sobre RF y unas propuestas de actuación que no se corresponden con la realidad de muchos territorios de la península, en los que, por desgracia, los ríos no tienen la tipología adecuada para desarrollar la RF que se pretende imponer, ni permiten su análisis con los conceptos de RF que se pretenden utilizar.

En el Borrador de ENRR parece optarse por imponer una única concepción de la RF centrada en la eliminación, modificación y gestión de las presiones que alteran los ríos y los desvían de su estado original recuperando una utópica situación natural en la que no existía ninguna alteración en la continuidad transversal y longitudinal.

Se parte así en la concepción de la ENRR de una posición axiomática, inmune desde su origen a cualquier crítica, que sitúa el objetivo último de la RF en la vuelta del estado de los ríos a una situación previa anterior a cualquier antropización. Todo ello sin justificar mínimamente los fundamentos y razonamientos que respaldan tan aventurada toma de postura, cuya bondad natural al parecer se presume y, como tantos otros conceptos que se pretenden imponer desde arriba, se promulgan con la implícita seguridad de que nadie en su sano juicio podrá ponerlos en duda, a riesgo de ser tildado de negacionista. Olvidando que, como decía George Steiner, “Hay tantos modos de respuesta como modos de interpretación”.

Se adopta así una condición de referencia para la Restauración Fluvial que no se encuentra respaldada por la Directiva Marco de Agua de la Unión Europea, pese a que dice perseguir sus objetivos, y que tampoco responde a una concreta tipología fluvial. Y desde luego no se corresponde con la concreta tipología de los ríos de la Serranías Béticas Húmedas. Curiosamente, los objetivos y condición de referencia propuestos se parecen más a las condiciones de los grandes ríos europeos cuyas obras de recuperación fluvial se ponen como ejemplo en el Borrador de ENRR, efectuadas todas ellas en ríos de países como Gran Bretaña, Bélgica, Francia, Alemania o Austria en los que el problema no es la falta de agua, sino su exceso.

En definitiva, no se puede pretender dar una solución a la RF que sea igualmente válida para grandes cursos fluviales continentales que permiten la navegación, como para pequeños arroyos o torrentes de montaña con un régimen de caudales temporal o efímero.

SOBRE LOS BENEFICIOS AMBIENTALES DERIVADOS DE LOS RIEGOS TRADICIONALES.

Al apostar indiscriminadamente por la recuperación de una utópica continuidad fluvial, lo que conlleva la eliminación progresiva de todos los elementos transversales que suponen una presión sobre el estado original del río, se pone en evidencia que los redactores del Borrador de ENRR parten de unas ideas preconcebidas e inmanentes sobre la bondad de la continuidad fluvial que no tiene en cuenta la existencia de unos sistemas fluviales, como los de las Serranías Béticas Húmedas de las provincias de Granada, Jaén y Almería, en los que la existencia de obras transversales no sólo no ha supuesto un perjuicio, son muy al contrario un beneficio ambiental indiscutible, que además ha permitido la pervivencia de pequeños núcleos de población de montaña, impidiendo la despoblación del territorio.

En la casi totalidad de las Comunidades de Regantes Históricas y Tradicionales integradas en esta Asociación, sus tomas de agua se efectúan en cursos fluviales de media y alta montaña, mediante pequeñas represas tradicionales, de piedras y ramas, que se renuevan anualmente y permiten derivar caudales sin desviar totalmente la corriente, manteniendo los caudales ecológicos.

De estas pequeñas represas se derivan acequias, construidas muchas de ellas durante la dominación árabe, que permiten el riego de pequeñas vegas de pueblos serranos, y que fueron el origen de su creación y el medio para su pervivencia durante más de mil años. Estas acequias son de tierra en la mayoría de las Comunidades de Regantes tradicionales, hecho que deriva de su misma antigüedad milenaria y que es uno de los elementos esenciales de su sostenibilidad e integración ecológica, tan es así, que en muchos casos es la misma Administración Ambiental la que prohíbe expresamente que se sustituyan por acequias de hormigón o entubadas.

El pretender suprimir estas obras transversales para que estos ríos puedan recuperar el estado que tuvieron en época anterior a cualquier antropización, lo que nos puede llevar a época íbera, ignora la regulación hidráulica que históricamente se viene haciendo por los regantes tradicionales, que es la que ha permitido incrementar su beneficio social y ambiental, ya que con la intervención realizada en el régimen natural de estos arroyos y torrentes de montaña se ha conseguido mitigar su torrencialidad y temporalidad, evitando que, como es consustancial a su régimen de caudales mediterráneo, los excesos de caudales provocados por el deshielo se pierdan inevitablemente sin poder ser utilizados en las épocas de estiaje. Consiguiendo por el contrario que estos caudales se filtren en las laderas de las cabeceras de la cuenca generando pastizales de alta montaña y recargando acuíferos que mantienen un tipo de vegetación que, de otra manera, no habrían podido subsistir.

Por otra parte, en el Borrador de ENRR no se tiene en cuenta que la eliminación indiscriminada de obras transversales finalmente ocasionaría que las Comunidades de Regantes tradicionales no podrían derivar aguas para careos y riegos tradicionales por inundación, como vienen haciendo desde hace mil años, mientras que los caudales que ya no aprovecharan se almacenarían en los embalses situados en las nuevas zonas de riego, desde donde se distribuirían para explotaciones agrarias intensivas. Lo que provocaría que desapareciera la población rural que depende del río para unos riegos milenarios en un territorio históricamente antropizado agravándose la despoblación, a la que suponemos debería de ser muy sensible un Ministerio que se denomina precisamente “del Reto Demográfico”.

Este es el caso concreto de las Comunidades de Regantes tradicionales que tienen sus tomas en Sierra Nevada, a las que, si se les impide tomar agua y se eliminan sus pequeñas represas, se acabaría favoreciendo que todos estos caudales discurrieran aguas abajo hasta ser almacenados en el Embalse de Iznájar, desde donde se riegan grandes explotaciones de Córdoba y Sevilla, o en el Embalse del Negratín, desde donde se trasvasan para los invernaderos de Almería.

Da la impresión de que a los redactores de la ENRR les resulta más ecológico apostar por el riego con aguas subterráneas, con medidas para favorecer el ahorro del agua mediante riego por goteo o micro aspersión, frente al riego en superficie con acequias tradicionales. Se comprueba así que para los redactores del Borrador de ENRR la idea de agricultura eficiente coincide con la de las grandes empresas de agricultura intensiva, y así se apuesta por los riegos con aguas subterráneas por técnicas de riego a presión e invernaderos, pues todo lo subordinan a su exclusivo afán de recuperar unos cursos fluviales carentes de cualquier presión sobre su utópica situación natural.

Pero esta óptica maximalista les impide comprender que existen otras formas de agricultura de regadío mucho más sostenibles ecológica y socialmente, y que responden mucho mejor a las necesidades que plantea el cambio climático, como son las que vienen llevando a cabo históricamente las técnicas de riego tradicional, cuya existencia se ve ignorada en un Borrador de ENRR que soslaya cualquier otra consideración ambiental y social a un concepto importado de restauración fluvial cuya finalidad última “no deja lugar a ninguna duda”, como en el mismo Borrador se reconoce.

SOBRE LA PREMEDITADA IGNORANCIA DE LAS COMUNIDADES DE REGANTES.

Es verdaderamente curioso que a todo lo largo del texto del Borrador de ENRR no se mencione ni una sola vez a las Comunidades de Regantes, que son el elemento esencial de la gestión hídrica en España. A las que la Ley de Aguas 29/1985, de 2 de agosto, reconoció en su artículo 74, actual artículo 82 del Texto Refundido de la Ley de Aguas del Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio que tienen el carácter de corporaciones de derecho público, y que pueden suponer unas 10.000 Comunidades en toda España. Funcionan con criterios de democracia y representatividad. Sirven de intermediación entre los regantes y la Administración, contribuyendo a la mejor aplicación de las normas de Derecho de Aguas, lo que otorga seguridad jurídica a sus actuaciones. E implican a todos los regantes en el funcionamiento de la Comunidad, haciéndolos corresponsables de la correcta administración de aguas.

Pues bien, es sorprendente que se quiera hacer una Estrategia Nacional de Restauración de Ríos, que se dice realizada “de manera reflexiva y consensuada”, sin tener en cuenta a las Comunidades de Regantes, a las que se ignora premeditadamente. Cuando además se reconoce que “en determinadas ocasiones, falta apoyo social” para conseguir la continuidad fluvial que se pretende.

Y lo más grave es que la minoración de los efectos adversos sobre la rentabilidad agraria, que en el Borrador de ENRR se afirma que se pretende evitar, se deja exclusivamente a la supuesta influencia de unos teóricos acuerdos de custodia y pago por servicios ambientales que no se explicita en qué medida van a poder compensar los efectos perjudiciales para la población rural derivados de la implantación indiscriminada de la propuesta de RF alejada de la realidad.

Por otra parte, resulta curioso que, tras reiterarse en diversos apartados del Borrador de ENRR que “la sociedad demanda la restauración fluvial”, lo que se da como hecho indiscutible, la mayor parte de las medidas propuestas consistan en el fomento y publicitación de esa supuesta demanda social, que no será tan general cuando necesita de tanto taller y tanta subvención para su implantación.

Por ello, estimamos que, al igual que en el Borrador de ENRR se cita expresamente a la colaboración con ONG´s y otras asociaciones como interlocutores y partícipes de la ENRR, debería de contemplarse de forma expresa que la RF no se puede realizar sin el consenso y la colaboración de las Comunidades de Regantes, sobre todo las de regadío tradicional. Pues son ellas las principales gestoras de la distribución del agua superficial, las principales afectadas por la RF, las principales perjudicadas por los efectos negativos de la RF, y las imprescindibles interlocutoras de la ENRR si verdaderamente se quiere llevar a cabo, como se manifiesta en el Borrador, de una forma reflexiva y consensuada.

En definitiva, esperamos que se examinen estas alegaciones con la atención que se merecen, en la confianza de que puedan contribuir a hacer ver a los responsables de ese Ministerio que existen unas Comunidades de Regantes de riegos tradicionales e históricos que merecen ser tenidas en cuenta por constituir un modelo milenario de uso sostenible de los recursos hídricos que no debe de ser ignorado en la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos.

Granada, a 12 de diciembre de 2022.

Temas relacionados:

transición ecológica y reto demográfico

restauración de ríos 2022-2030

regadío tradicional

regadío histórico

Opiniones de este contenido

Esta web se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación en caso de que los mensajes incluyan insultos, mensajes racistas, sexistas... Tampoco se permitirán los ataques personales ni los comentarios que insistan en boicotear la labor informativa de la web, ni todos aquellos mensajes no relacionados con la noticia que se esté comentando. De no respetarse estas mínimas normas de participación este medio se verá obligado a prescindir de este foro, lamentándolo sinceramente por todos cuantos intervienen y hacen en todo momento un uso absolutamente cívico y respetuoso de la libertad de expresión.




 No hay opiniones. Sé el primero en escribir.


Escribe tu comentario
* Datos requeridos
Título *
Contenido *
Tu nombre *
Tu email *
Tu sitio web
 

Autores

Por Un Mar Menor Vivo / Por Un Mar Vivo

Este autor tiene 49 artículos publicados.

Jardín de Flores

Este autor tiene 8 artículos publicados.

Israel Buendía

Este autor tiene 112 artículos publicados.

Concepción García

Este autor tiene 4 artículos publicados.

Mar Hurtado

Este autor tiene 238 artículos publicados.

Matxalen

Este autor tiene 13 artículos publicados.

Greenpeace

Este autor tiene 2 artículos publicados.

Plataforma en defensa de la Filosofía

Este autor tiene 5 artículos publicados.

Yayoflautas Murcia

Este autor tiene 5 artículos publicados.

María C.Betanzos

Este autor tiene 47 artículos publicados.

Amnistía Internacional

Este autor tiene 4 artículos publicados.

ILP Mar Menor

Este autor tiene 11 artículos publicados.

Asociación sanatorio-escuela hogar Sierra Espuña

Este autor tiene 2 artículos publicados.

Lighthouse Reports

Este autor tiene 1 artículos publicados.

María C.Betanzos y Mar Hurtado

Este autor tiene 1 artículos publicados.

XR

Este autor tiene 11 artículos publicados.

Chrysallis

Este autor tiene 1 artículos publicados.

José Matías Peñas

Este autor tiene 27 artículos publicados.

Concepción García y Mar Hurtado

Este autor tiene 3 artículos publicados.

Yayoflautas Murcia y COESPE RM

Este autor tiene 1 artículos publicados.

David Avilés

Este autor tiene 1 artículos publicados.

Otan No R.Murcia

Este autor tiene 1 artículos publicados.

Comité antiimperialista R.Murcia

Este autor tiene 1 artículos publicados.

Viento del Pueblo

Este autor tiene 1 artículos publicados.

Unión Romaní

Este autor tiene 1 artículos publicados.

MarmenorKO

Este autor tiene 1 artículos publicados.

Murcia Animal Save

Este autor tiene 3 artículos publicados.

Ecologistas en acción

Este autor tiene 6 artículos publicados.

Consejo de Defensa Noroeste

Este autor tiene 4 artículos publicados.

ARBA Cartagena

Este autor tiene 1 artículos publicados.

Comunidad de Regantes Ocho Caños

Este autor tiene 4 artículos publicados.

Free Palestine

Este autor tiene 1 artículos publicados.

NO a la Mina de Gilico

Este autor tiene 4 artículos publicados.

Pedro Vázquez Sanmartín

Este autor tiene 1 artículos publicados.

Plataforma limpiadoras y limpiadores RM

Este autor tiene 6 artículos publicados.

IES Pedro Peñalver (El Algar)

Este autor tiene 1 artículos publicados.

Federación Asociaciones Africanas Murcia

Este autor tiene 1 artículos publicados.

Parva Arba Paracuellos

Este autor tiene 2 artículos publicados.

COESPE-RM

Este autor tiene 1 artículos publicados.

José Muelas

Este autor tiene 1 artículos publicados.

Futuro Vegetal

Este autor tiene 2 artículos publicados.

Stop Ecocidio

Este autor tiene 1 artículos publicados.

ACCOIF

Este autor tiene 12 artículos publicados.

Docentes Unidos Murcia

Este autor tiene 2 artículos publicados.

Colectivo Galactyco

Este autor tiene 1 artículos publicados.

Frente Antiimperialista Internacionalista

Este autor tiene 1 artículos publicados.

Club Atalaya Ateneo Villa Cieza

Este autor tiene 1 artículos publicados.

ALIENTE

Este autor tiene 1 artículos publicados.

MACRO renovables NO

Este autor tiene 3 artículos publicados.

Acequias históricas

Este autor tiene 1 artículos publicados.

Victoria Sánchez

Este autor tiene 1 artículos publicados.